domingo, 21 de septiembre de 2008

Pulpitos en su tinta



Es un plato que parece aparatoso pero es muy simple de hacer. Sólo hay que conseguir unos buenos pulpitos en la pescadería (o en el congelador) y tinta para la salsa.



Ingredientes:
800gr de pulpitos limpios (1 Kg. si son congelados)
6 cebolletas (o 2 cebollas grandotas)
3 dientes de ajos
2 sobres de tinta de calamar
pimentón dulce, sal y aceite



Limpia bien los pulpitos uno por uno, ponerlos a escurrir y reservar.
Pela las cebollas. Tres de ellas cortalas en trocitos pequeños. Las otras tres, junto con los tres dientes de ajos ponlas en una picadora y haz un puré con todo.

Pon un buen chorro de aceite en una buena cazuela que cierre bien la tapa y dispón a sudar la cebolla a trocitos con una pizquita de sal. Cuando se ponga algo transparente, añádele el puré. No salaremos más el guiso porque la tinta suele darle algo de sal, así que salaremos al final si hiciera falta, cuando casi esté terminado.
Agregar una cucharada de café de pimentón dulce. Inmeditamente, para evitar que se queme, añade los pulpitos y remueve bien. Tapa la cazuela y deja que los pulpitos comiencen a soltar líquido (unos 5/8 minutos). Bajar el fuego y abrir la cazuela. Añade los sobres de tinta (pongo dos porque me gusta mucho que quede negro negro. Si no te gusta tan oscuro, utiliza sólo uno). Remueve muy bien intentando repartir el color por todos los ingredientes. Tapa la cazuela y no la abras en unos 45 minutos. El fuego debe ser el más pequeño y al mínimo. Importante que se haga muy lentamente.

Mira cuando vayan a acercándose el fin del tiempo de cocción para ver si se queda sin caldito y pudiera agarrarse al fondo. Si fuera necesario, añade algo de caldo de pescado o agua caliente para que continúe la cocción. Quien manda en el tiempo es la ternura de los pulpitos. Puede ser 45 minutos pero puede llegar a la hora y media. Pincha un pulpito de los más grandes para comprobar que están tiernos tiernos. Una vez estén tiernos puedes destapar la cazuela para favorecer que se evapore el caldo. Cuando haya desaparecido todo caldo y se haya convertido en una salsa, es el momento de probar y ajustar de sal. Remueve y vuelve a tapar.. Apaga el fuego y deja con la tapa cerrada.

Si deseas una salsa mucho más ligera, no tan espesa, solo hay que poner las 6 cebolletas a trocitos y los ajos también (no hacerlos puré con la picadora); de esta forma la cebolla suda más y se licua mucho más la salsa.

Dificultad: normal
Coste: bastante económico
Tiempo de realización: dependiendo del tiempo que necesiten los pulpitos para estar tiernos pero sobre una hora y media con la preparación.

Y listo…servir acompañando de arroz blanco o como una tapa y
¡A disfrutar!

2 comentarios:

ERNESTO dijo...

A ver si os gusta ésto:
http://ernestosport.blogspot.com/2008/09/es-una-patata.html

Karoleta y Quesoy dijo...

Desde luego que me ha gustado tu loa a las sufridas patatas. Prometo realizar alguna que otra receta con patatas porque mira que dan juego...y no como acompañamiento, sino como artistas principales del plato.

¡A disfrutar!