viernes, 7 de noviembre de 2008

Lentejas de cuaresma (vegetarianas)




Si hay platos que me apetecen cuando llega el frío, estos son los de legumbres. Sobre todo las lentejas son una de mis legumbres favoritas. Esta vez la receta inicialmente es una idea de mi amiga Marisa (gracias por ello) aunque luego haya modificado algo la receta original.


Ingredientes:
400gr. de lentejas pardinas
300gr. de verduras variadas (calabacines, zanahorias, calabaza, pimiento verde, pimiento rojo)
1 puerro o una cebolla grande
3 ajos
3 hojas de laurel
Casi dos litros de caldo de verduras
aceite
sal
cominos
pimentón dulce

Cortar la verdura en trocitos muy pequeños. Utiliza la verdura que tengas por casa, no hace falta que compres verduras específicas para hacerlas. Sustituye el puerro por cebolla o los pimientos por tomate pelado. Confieso mi poco gusto con las patatas en los guisos caldosos pero reconozco que aquí podría ser ideal ponerle una patata hermosa mal cortada para que espese el caldo.
Aunque si reconozco que me encanta encontrar bocados algo dulces, de ahí la presencia de calabaza en el guiso.









En una cazuela honda pon un buen chorro de aceite. Sofrie todas las verduras. Ponles sal y algo de cominos (a mi me encanta que la comida tenga un toque oriental. Si no es de tu agrado, elimina esta especia). También pon una buena cucharada de pimentón. Coge los ajos y así enteros, dándoles un golpe, introducelos junto con las verduras. Añade las hojas de laurel.
Pon el caldo de verduras a calentar. Si no tienes caldo de verduras puedes utilizar agua o poner agua a calentar con algún cubito ‘mágico’ de verduras. Si vas a poner agua recuerda dejar que esta hierva bien junto con todas las verduras para que adquiera el sabor de ellas y también recuerda poner una generosa ración de verduras.
Cuando todas las verduras estén pochadas bien, pon las lentejas y añade el caldo de verduras bien caliente. Añade algo de sal si el caldo de verduras está soso, si no, espera a que estén terminadas las lentejas para añadirles sal si hiciera falta. No te sepa mal abrir la cazuela y retocar de caldo, sal, sabor o lo que necesites. En mi caso le puse más caldo y añadí más cominos y algo de sal.
Tapa la cazuela, baja el fuego y deja que se cocinen a fuego muy muy lento.

Coste: barato
Tiempo: preparar el guiso es menos de un cuarto de hora. Cocinarlo suele tardar algo más de una hora. Ha tardado cerca de 80 minutos (no utilizo olla rápida. Si lo haces, consulta los tiempos de cocción)
Dificultad: fácil, fácil


¡Bon profit!

2 comentarios:

DAVINCI dijo...

Joer que Güena pinta.Pero...
¿No pones a remojo las lentejas la noche de antes?

Karoleta y Quesoy dijo...

Gracias Davinci por tu mensaje.
No, no hace falta poner las lentejas a remojo. Salen tiernas y sin problemas y si utilizas lentejas pardina, además lo consigues en poco tiempo.

¡A disfrutar!