domingo, 30 de enero de 2011

Gofio con conejo

Un amigo canario me trajo más regalos de su tierra y entre ellos, gofio. He comido queso cuya piel es gofio y que está delicioso pero ¿qué iba a hacer con el gofio?. Me sigo preguntando qué hacíamos antes de que existiera internet. Con mi total desconocimiento del gofio y de sus usos, puse en el buscador gofio y me empapé de sus usos. Casi todas las recetas eran dulces, alguna salada con pescado (el escaldón) y la mayoría de las saladas estaban con queso.
Mmmmm me toca usar la creatividad. Dado que el gofio es una harina hecha de maíz tostado (por lo menos la que me regaló) pensé que se trabajaría como la harina de trigo (¿gachas?). En todas las recetas el vehículo líquido para trabajar el gofio suele ser la leche y el caldo de pescado. ¿por qué no iba a quedar bien con la salsa del conejo borracho?.
Manos a la obra.

Ingredientes:

caldo del guiso de conejo borracho (como 200ml)
dos cucharadas de gofio
trocitos de carne de conejo deshuesado

Coger la salsa del conejo borracho y ponerla al fuego a calentar. Intenta quitarle la manzana y los trozos de pimiento que estén en la salsa aunque no da problemas que se quede algún que otro trozo. 
Mientras se calienta, comiza a deshuesar unos trozos de conejo borracho para ponerlos por encima del gofio, una vez hecho.
Una vez la salsa esté caliente, saca del fuego y añade dos cucharadas soperas de gofio. Mueve enérgicamente para deshacer los posibles grumos y ponlo al fuego para formar una pasta gelatinosa (debido a la salsa del conejo).
Pon el gofio en el centro de un plato llano y ponle encima unos trozos de carne de conejo y unos pimientos. Puedes tomarlo así o ponerle algo de salsa por encima.
¡Y a comer!

Coste: barato
Tiempo: diez minutos
Dificultad: ¿?

¡A disfrutar!

2 comentarios:

luisa dijo...

que rci, aunque nunca he pobado el gofio. Bss

Karoleta y Quesoy dijo...

Tampoco yo lo había probado pero me ha gustado mucho.
Saludos y gracias por tu comentario.

¡A disfrutar!

Karoleta