sábado, 24 de noviembre de 2012

Espaguetis de cominos con brócoli y jengibre

Mi padre, que es un manitas, sigue haciendo todos los aparatejos que le pido. En esta ocasión le pedí que me hiciera un secador de pasta. Me encanta la pasta fresca y sobre todo, ahora con la máquina de pasta fresca, me permite hacer pasta con sabores. En esta ocasión me decidí por los cominos ya que con el brócoli hacen un matrimonio perfecto.


Ingredientes para la pasta:
100 gr de harina
1 huevo
1 c/c de aceite de oliva
pizquita de sal
cominos molidos (unos 12 gr)

Ingredientes para la salsa:
una rama de brócoli
5 trozos de jengibre deshidratado
queso parmesano recién rallado
un chorrito de aceite de oliva y sal

Lo primero es hacer la pasta fresca. En un bol pon la harina tamizada junto a la sal y el comino.  Añade el huevo y la cucharada de aceite de oliva y forma una bola con estos ingredientes (amasa bien para integrarlos todos). Estos cien gramos es para una persona, así que si quieres hacer para más comensales, solo tienes que incrementar en 100gr de harina por cada comensal y un huevo por cada 100gr de harina. Para que sea algo más ligera puedes añadir huevo y agua pero, claro, la pasta no estará tan buena.
Es la hora de la máquina: forma un cilindro con la masa, cortalo en rodajas de 1 cm y aplana con el rodillo bien enharinado. Ahora a pasar por la máquina hasta conseguir el grosor deseado. Corta en la misma máquina para hacer los espaguetis y ponlos a secar. Estrenaré mi nuevo artilugio. Si no tienes máquina, no desesperes. Es algo más de trabajo pero...se puede. Tendrás que pasar el rodillo una y otra vez hasta que la lámina tenga apenas 2mm. Luego corta en tiras con un cuchillo bien afilado y ¡ya los tienes!
Una vez terminada toda la pasta es la hora de hacer el acompañamiento. Limpia y corta el brócoli en trocitos no muy grandes (ni pequeños para que se vean bien) y corta el jengibre en trocitos más pequeños. Pese a su aspecto dulzón e inocente, si que lleva cierta cubierta azucarada pero pica como toca a un jengibre. Si no te gusta el picante, mejor piensas en otras verduras.
En una sartén con un chorro de aceite, saltea el brócoli junto al jengibre. Me encanta el brócoli (bueno y todas las verduras en general) al dente, que se noten que no estén demasiado hechas. Así que he salteado las verduras poco. 
Mientras habrás puesto una olla con agua abundante para hervir la pasta. Cuando esté hirviendo añade un buen puñado de sal e introduce la pasta. Como es pasta fresca, con 2 ó 3 minutos estará (mi truco es dejar que suban con espuma, les bajo el fuego y cuando bajan, vuelvo a subirlo. Cuando vuelva a hacer espuma, retiro la olla) y escurre bien la pasta.
Añade la pasta a la sartén donde tienes las verduras y saltea todos los ingredientes juntos.
Sirve en un plato hondo con abundante queso parmesano recién rallado y ¡a comer!

Coste: barato
Tiempo: hora y media
Dificultad: una poquita


¡Bon profit!

6 comentarios:

boroperez dijo...

Interesante mezcla del brocoli con el genjibre, lo probaremos. Yo cuando hago la pasta fresca, la seco en perchas..........

Karoleta y Quesoy dijo...

Reconozco que son tres ingredientes (brócoli, cominos y jengibre) que me encantan.
La idea de las perchas es fantástica.
Gracias por el comentario Boro!!

El Oteador de los Mercados dijo...

Una combinación de sabores muy tentadora.

Karoleta y Quesoy dijo...

Pues habrá que probarla ¿si?
Saludos Oteador de Mercados.
Karoleta

Mercedes Haba dijo...

¡Nos lo apuntamos! Un saludo desde la tienda de productos Gourmet que seduce los sentidos. Os invitamos a seguirnos en las redes sociales:
Twitter: http://bit.ly/PLjW2l
Youtube: http://bit.ly/Xl58PG
Facebook: http://on.fb.me/PXMJ7s

¡Os seguimos!

Mercedes Haba dijo...

¡Muy bueno! te invitamos a seguirnos en las redes sociales:
Twitter: http://bit.ly/PLjW2l
Youtube: http://bit.ly/Xl58PG
Facebook: http://on.fb.me/PXMJ7s

¡Os seguimos!