sábado, 8 de febrero de 2014

Lentejas con boniato



Me apetecían unas lentejas pero no las quería como siempre, con los mismos ingredientes...así que me decidí: las voy a hacer con un gran toque oriental. Tenía todo lo necesario para darles ese toque diferente. También era la primera vez que iba a utilizar lentejas cocidas (siempre las hago de las secas) y tienen poco sabor, así que hay que ponerlas en un medio sabroso para hacerlas divertidas.
Vamos a ello.

Ingredientes

un bote de lentejas cocidas
un boniato naranja de buen tamaño
una cebolla
unos taquitos de jamón bien pequeños
garam masala (o curry en polvo)
comino en grano
un puñadito de nueces
unas ramas de cilantro
medio chile fresco
agua, sal, chorrito de aceite

Lo primero es dorar la cebolla una vez cortada en juliana. Ponle un poco de sal. Deja  que lentamente coja color. Mientras pela y corta en dados el boniato. Cuando la cebolla esté pochada, pon los dados de boniato. No los muevas mucho para que no se rompan. Deja que se hagan un poco. Añade unos granos enteros de comino. 
Cuando hayan pasado unos diez minutos, añade el agua de manera que cubra de manera generosa lo que tienes en la cazuela. Deja que hierva lentamente (hay que cocer el boniato). Añade el jamón.
Abre y cuela las lentejas (quítales el agua en la que vienen) y lava bien con agua. En un mortero vamos a hacer el majado para añadir a las lentejas. Pon unas nueces peladas y con un poco de sal, machacalas. Añade también unos granos de comino. Pon un puñado de cilantro fresco y bien lavado y machada hasta hacer una pasta.
Prueba lo que tienes en la cazuela. Mira si necesita algo de sal. Echa las lentejas escurridas, dos cucharadas de garam masala y el majado del mortero. Deja que hierva todo junto para que se mezclen los sabores. 
Llegamos a la guindilla: abrela y quita las pepitas y los nervios (así picará casi nada) y cortalo en pequeñitos trozos y añadelo al guiso. Si le dejas los nervios, picará bastante más pero si lo pones al final (si no cuece) picará poco pero si lo dejas cocinar, el picante irá subiendo. Tú eliges.
Y ya...en poco más de veinte minutos un plato delicioso para estos días de invierno.
Coste: poco
Tiempo: media hora
Dificultad: ¿?